Creatorship 101

A Course on Becoming the Creator that You Are

Click the arrow to play the recording.
Lesson 20: Accepting Yourself
by John McCurdy

Hello, and thank you for subscribing to this copyrighted class! (If you would prefer not to subscribe to the entire class, but would like to exchange energy for this lesson, please do so here.)

There are many layers within this material. The most important layer is the experience, rather than the words and information, so to get the most from it we encourage you to take the time to listen to the recording above instead of just reading this transcript.

Now we invite you to take a deep breath, relax and allow yourself to feel this experience.

So dear creators, once again, what does it mean to fall in love with you?

For this lesson we come around once again to acceptance. For have you noticed, dear friends, that when you fall in love with another person there is a period of time where you accept them and pretty much everything about them?

There is a period of time when you see someone for who they truly are. You see the angel within them. You see their soul, and for a time it is as though they can do no wrong. Oh, they’re still the same person they’ve always been, but you don’t see them that way, and almost everything they do, you accept it.

Dear friends, it’s time to turn that acceptance upon you. Falling in love is a natural thing, when you accept the object of your affection. When you meet another person and you find that person attractive, there is a part of you that chooses not to see anything negative, or that chooses to see whatever negative aspects there may be in that person in a different light, or to even reframe them as positive. It’s a choice that you make, dear friends. Usually it’s an unconscious choice, but it is a choice.

Oh, there’s a lot of chemistry involved. There are a lot of hormones moving through your body when you feel an attraction to someone, and those hormones and chemicals in your body assist you in seeing only what you want to see. And that, of course, is why it usually doesn’t last very long. For once you’ve spent some time with that person and the chemistry in your body subsides, then you start to see them as a real person. Then you start to see their faults, their negative aspects as well as their positive aspects. And then, all too soon, you find yourself falling out of love.

At this point you have another choice to make. This time it’s a conscious choice: you have to choose whether to throw in the towel and leave that person, or whether to continue to accept them just the way they are.

When you make that choice to continue to accept someone just the way they are, then you open the door for a whole new kind of love. And if it is a choice that you can sustain, that you both can sustain, you can have a wonderful relationship and discover a deeper love than you’ve ever known before.

Of course with other people there are many factors involved, and it’s not always so easy to make or to sustain that choice, no matter how hard you try. Sometimes you find that you are simply not compatible, that you have different desires, or that you have to give up too much of yourself to get along. For that never works, dear friends.

When you give up yourself in order to get along with another person it doesn’t work, because in giving up yourself you’re failing to love yourself, and you cannot love another person more than you love yourself. It’s simply not possible dear friends, despite everything you’ve been taught for lifetimes and lifetimes. It is not possible to love someone else, or to be loved by someone else, more than you love yourself.

And so, very often, you reach a point in your relationship with another where, in order to maintain your own integrity, one or the other of you has to call off the relationship. And the more awake and aware you are, the more in touch with yourself you are, the sooner that happens. And that is why many of you have been struggling with your relationships in this lifetime.

So now the time has come, dear friends. If you wish to reclaim your creatorship, if you wish to be all that you are, the time has come to turn your love inward, to turn your acceptance and your affection inward.

It’s a choice, dear friends. With another person there are chemicals involved that so often make it an unconscious choice for a short period of time, but even then, as we said, you must eventually make a conscious choice. No matter how wonderful the relationship is, no matter how compatibles the two of you are; at some point, in order to stay in love, you have to make a conscious choice to accept the other person’s faults. Or what you see as their faults, for it’s only your perception, dear friends.

So now, when it comes to yourself, you don’t have the luxury of those hormones and chemicals in your body to blind you. And that is a good thing, dear friends, for to fall in love with yourself doesn’t work if you blind yourself to part of you.

Falling in love with you is a choice. It’s one of the most difficult choices there are to make, and one of the most rewarding. It’s a conscious choice that you must make, and it’s a continual choice that you have to make over and over and over again, for every day of your life.

It gets easier as you go, for just as when you choose to accept another person you fall in love with them in a far deeper and more meaningful way than you did when it was just the chemicals running in your body, so too, when you make that choice to accept you and everything about you, you will find yourself falling in love with you naturally. And the more you fall in love with you, the easier it becomes to accept you.

So we’d like you to look in the mirror dear friends, as soon as you get a chance; to look in your own eyes, to look at your body, and to make a choice. Speak it to yourself in the mirror:

Dear self, dear me: I love you, and I choose to accept you and everything about you. I choose to accept my body just the way it is, and I choose to love myself just the way I am. I choose to accept everything, EVERYTHING, about me.

And I choose to give myself the affection, and the attention, and the acceptance, and the love, and the trust, that I would give to my dearest lover. I choose to make my relationship with myself my primary relationship, and I choose to never ever again allow another relationship to come between me and myself.

Can you make a choice, dear friends? Can you look in your own eyes in the mirror and speak that to yourself?

When you do, your life will begin to change. When you do, you will begin to discover who you are. You will begin to discover your creatorship, and you will begin to discover your own love for you. And then the world around you, which is but a reflection of the world inside of you, will begin to change, and it will begin to reflect that love.

We are complete.

Lección 20: Aceptándose A Uno Mismo
por John McCurdy
Traduccion por Maribel González

Hola y gracias por suscribirse a esta clase con derechos de autor! (Si prefiere no suscribirse a toda la clase, pero le gustaría intercambiar energía por esta lección, por favor hágalo aquí.)

Hay muchas capas dentro de este material. La capa más importante es la experiencia, más que las palabras y la información, así que para sacar el máximo provecho de ella, te animamos a que te tomes el tiempo para escuchar la grabación de arriba en lugar de sólo leer esta transcripción.

Ahora te invitamos a respirar hondo, relajarte y permitirte sentir esta experiencia.

Entonces queridos creadores, una vez más, ¿qué significa enamorarse de uno mismo?

Porque en esta lección una vez más volvemos a la aceptación. Porque,  ¿no han notado, queridos amigos, que cuando se enamoran de otra persona hay un periodo de tiempo en que los aceptan y casi todo acerca de ellos?

Hay un periodo de tiempo en que ven a alguien por quien realmente son. Ven al ángel dentro de ellos. Ven su alma, y por un tiempo es como si ellos no pudieran hacer nada malo. Oh, ellos siguen siendo la misma persona que siempre han sido, pero ustedes no los ven de esa manera, y casi todo lo que ellos hacen, ustedes lo aceptan.

Queridos amigos, es hora de dirigir esa aceptación hacia ustedes. Enamorarse es algo natural, cuando aceptan a la persona de la que están enamorados. Cuando conocen a otra persona y la encuentran atractiva, hay una parte de ustedes que elige no ver nada negativo, o que elige ver cualquier aspecto negativo que pudiera haber en esa persona de una manera diferente, o hasta lo redefinirían como algo positivo. Es una elección que hacen, queridos amigos. Por lo general se trata de una elección inconsciente, pero es una elección.

Oh, hay un montón de química involucrada. Hay una gran cantidad de hormonas moviéndose por su cuerpo cuando sienten una atracción por alguien, y esas hormonas y químicos en su cuerpo les ayudan a ver únicamente lo que quieren ver. Y que, por supuesto,  es por eso que por lo general no dura mucho tiempo.  Porque una vez que hayan pasado algún tiempo con esa persona y la química en sus cuerpos desaparece, entonces empiezan a verlos como una persona real. Entonces empiezan a verles sus defectos, sus aspectos negativos así como sus aspectos positivos. Y luego, muy pronto, se encuentran desenamorándose.

En este punto tienen otra elección que hacer. Esta vez se trata de una elección consciente: tienen que decidir si tirar la toalla y dejar a esa persona, o si deben continuar a aceptarlas tal y como son.

Al tomar esa decisión de continuar a aceptar a alguien tal y como son, entonces abren la puerta para un tipo de amor totalmente nuevo. Y si es una elección que se puede mantener, que ambos pueden mantener, pueden tener una relación maravillosa y descubrir un amor más profundo del que jamás han conocido.

Por supuesto, con otras personas hay muchos factores involucrados, y no siempre es tan fácil hacer o mantener esa elección, sin importar cuánto se esfuercen. A veces encuentran que simplemente no son compatibles, que tienen deseos diferentes, o que tienen que renunciar a demasiado de sí mismos para llevarse bien. Sin embargo eso nunca funciona, queridos amigos.

Cuando renuncian a sí mismos para llevarse bien con otra persona no funciona, porque al renunciar a sí mismos fallan en amarse a sí mismos, y no se puede amar a otra persona más de lo que se aman a sí mismos.  Simplemente no es posible, queridos amigos, a pesar de todo lo que se les ha enseñado por vidas y vidas. No es posible amar a alguien más, o ser amado por otra persona, más delo que se aman a sí mismos.

Y así, muy a menudo, llegan a un punto en su relación con otra persona en que, con el fin de mantener su propia integridad, uno o el otro tiene que cancelarla relación. Y cuanto más despiertos y conscientes estén, más en contacto están consigo mismos, más pronto eso sucede. Y es por eso que muchos de ustedes han estado luchando con sus relaciones en esta vida.

Así que ahora ha llegado el momento, queridos amigos. Si desean recuperar su creadorazgo, si desean ser todo lo que son, ha llegado el momento de dirigir su amor hacia el interior, de dirigir su aceptación y su afecto hacia el interior.

Es una elección, queridos amigos. Con otra persona hay químicos involucrados que muy a menudo lo vuelven una elección inconsciente por un breve periodo de tiempo, pero aun así, como hemos dicho, en algún momento deben hacer una elección consciente. Sin importar lo maravillosa que sea la relación, sin importar lo compatibles que ustedes dos sean; en algún momento, a fin de permanecer enamorados, tienen que hacer una elección consciente de aceptar los defectos de la otra persona. O lo que ven como sus defectos, porque es sólo su percepción, queridos amigos.

Ahora bien, cuando se trata de ustedes, no se pueden dar el lujo de esas hormonas y químicos en su cuerpo para que los cieguen. Y eso es algo bueno, queridos amigos, porque para enamorarse de sí mismos no funciona si se ciegan a una parte de ustedes.

Enamorarse de sí mismos es una elección. Es una de las elecciones más difíciles que hay que hacer, y una de las más gratificantes. Es una elección consciente que deben hacer, y es una elección constante que tienen que hacer una y otra y otra vez, por cada día de su vida.

Se torna más fácil sobre la marcha, porque al igual que cuando eligen aceptar a otra persona de la que se enamoran de una manera mucho más profunda y más significativa de lo que lo hicieron cuando era sólo los químicos corriendo por su cuerpo, así también, cuando toman esa decisión de aceptarse a ustedes y a todo acerca de ustedes, se encontrarán enamorándose de ustedes de forma natural. Y cuanto más se enamoren de sí mismos, más fácil será aceptarse a ustedes.

Así que nos gustaría que se miren en el espejo queridos amigos, tan pronto como tengan la oportunidad; que se miren a los ojos, que miren su cuerpo, y tomen una decisión. Díganselo en el espejo.

Querido sí mismo, querido yo: Te amo, y elijo aceptarte y aceptar todo acerca de ti. Elijo aceptar mi cuerpo tal como es, y elijo amarme tal como soy. Elijo aceptar todo, TODO, acerca de mí.

 Y elijo darme el cariño, y la atención, y la aceptación, y el amor, y la confianza, que le daría a mi más adorado amante. Elijo hacer mi relación conmigo mismo mi relación principal, y elijo nunca más permitir que otra relación se interponga entre yo y yo mismo.

¿Pueden hacer una elección, queridos amigos? ¿Pueden mirarse a los ojos en el espejo y decirse eso?

Cuando lo hacen, su vida empezará a cambiar. Cuando lo hacen, comenzarán a descubrir quiénes son. Empezarán a descubrir su creadorazgo, y empezarán a descubrir su propio amor por ustedes. Y entonces el mundo que los rodea, que no es sino un reflejo del mundo dentro de ustedes, empezará a cambiar, y empezará a reflejar ese amor.

Somos completos.