Creatorship 101

A Course on Becoming the Creator that You Are

Click the arrow to play the recording.
Lesson 5: A Creator Chooses
by John McCurdy

Hello, and thank you for subscribing to this copyrighted class! (If you would prefer not to subscribe to the entire class, but would like to exchange energy for this lesson, please do so here.)

There are many layers within this material. The most important layer is the experience, rather than the words and information, so to get the most from it we encourage you to take the time to listen to the recording above instead of just reading this transcript.

Now we invite you to take a deep breath, relax and allow yourself to feel this experience.

And so, dear creators, we’ve talked about acceptance, and we’ve talked about trust, trust in self. We’ve talked about falling in love with you, for dear friends, that is really all there is to reclaiming your creatorship.

Oh, but your human mind is going. It’s spinning, and spinning, and spinning. How, you ask, how can I possibly accept myself? How can I possibly trust myself when I have screwed up so badly and made so many horrible mistakes? I’ve hurt people. I’ve done things I’m so ashamed of. I’ve failed at some of the things that were most important to me. I’ve failed miserably! How can I possibly trust myself?

Dear friends, we tell you, it is a simple choice.

The third lesson in reclaiming your creatorship is choice. A creator chooses. A creator makes a choice, and the entire universe conforms to that choice.

Oh, but you don’t like to make choices. Few humans like to make choices, because you forgot who you are. You’re afraid that if you make a choice it might be the wrong choice, or if you choose this, you might miss out on that. And so you don’t make any choice at all, and then you miss out on life.

Dear friends, it’s time to start choosing. Do you think that you are so small, so limited, that if you choose something you’ll miss out on something else that’s good? It doesn’t work that way, dear friends. You are God! You are the grandest creator in all of the universe. There is none grander than you! Do you think that these little details of life are bigger than you?

A creator chooses, and if he or she doesn’t like the result of that choice, they choose again. And again, and again. A creator lives at choice.

Then your mind says, Well, if it’s that easy, then I choose a shiny new car in my driveway. Or, I choose to be thin again, or to be free of disease. And then nothing happens and you say, Well that didn’t work! And you go back to your old ways.

Dear friends, dear creators, a time will come when you can choose a shiny new car and it will appear, for that is completely within your power. But you can’t get there in your mind. It’s not about thinking the right thoughts. It’s not about saying the right words.

The thoughts and the words, they mean nothing, dear friends. The amount of creative power in your thoughts and in your words is infinitesimal compared to the power that you have available to you. But right now, you think that you don’t have access to that power. And that is the problem, because you think that what you think is real.

Dear friends, you are so much more than your mind. You are so much more than what your mind can comprehend. And it is that, dear friends, that whole you, that is the creator, not your mind.

Oh, your mind is part of that whole, but it is not the one in charge. You’ve tried to put it in charge. You’ve deferred to your mind to the point where your mind has come to think that it’s the one in charge. But it’s not, dear friends, and it’s time to give it a rest. It’s time to let your mind rest.

You may have noticed that you’re having more trouble remembering things, that your mind doesn’t seem to be working as well as it used to. For some of you, you’ve been frustrated with your mind for your whole life. You felt like it just didn’t work the way that everybody else’s did.

Dear creators, that is because this time is about releasing the mind. It’s not about getting rid of it, it is about going beyond it. It is about expanding beyond your mind. Your mind still has a very important function to play, but it’s time to let yourself feel beyond your mind.

There is so much more to you, dear friends, than your mind. Take a moment to feel that. It doesn’t come in words, it may not even come in pictures. Just feel it. Feel the fullness of who you are.

Take a few moments to feel.

So dear friends, creating is about choosing. But it is not about a choice of the mind. Oh, you can begin with the mind, for it is part of you. But it is about a choice of your being, and for now at least, it’s not about saying, I choose a new car, or I choose perfect health. The time will come for that. Right now we want you to start with smaller choices, for these are the more difficult choices, and these are the ones that will truly change your life.

Can you choose, dear friend, to accept what is in your life just the way it is?

You say, But I don’t like it! I don’t like that I’m fat! I don’t like that my body hurts! I don’t like driving that old clunker!

Dear friends, we know you don’t like it. And that’s the problem, for that’s what keeps it in your life.

Dear friends, in every single thing in life there is fifty percent of what to like, and fifty percent of what you don’t like. That’s true for everything. There are advantages and disadvantages to everything in life. Can you choose to look at the advantages? Can you choose to find the aspects of those things in your life that you do like? That are serving you?

Ask your body, How is this pain serving me? How are these extra pounds serving me? And listen for the answer.

Ask your car, How are you serving me? Your car will answer you too, for your car is filled with your own energy.

If there is a person in your life that you are struggling with, look in the mirror and ask yourself, What is this person reflecting in me? How is this reflection serving me? And listen for the answer.

Acceptance is a choice, dear friends. Your mind will throw up a million reasons why you can’t do that, why you can’t accept something in your life, why you can’t trust yourself. But it’s still a choice, dear friends.

A choice is not saying, Well, I can’t do that, so I’ll do this instead. I can’t accept that, so I’ll just go on with my life. That’s not a choice!

A choice says, I don’t like that, but it’s time for me to accept it. It’s time for me to learn to like it, and so I choose that. I choose to find the good in it. I choose to welcome it into my life. Whatever it is, whoever it is, however it feels, I choose to welcome it into my life, and I choose to change the way I think until I have truly welcomed it into my life!

That’s a choice. That is courage, and dear friends, that will change your life.

It’s the little choices that are important, dear friends. The big ones will all fall into place when you are clear on the little ones. The little ones like choosing to accept yourself. It’s really the biggest choice there is, but it happens in the little things.

When you look at your bills and you’re thinking, I don’t know where the money is going to come from to pay these, that’s when a creator makes a choice. A creator says, I don’t know where the money is going to come from to pay these, but I know its coming, so I am going to live right now like as if it’s already taken care of, and I am going to enjoy this moment like as if everything is taken care of.

A creator looks around and says, I don’t know where the rent or the mortgage is coming from. I might lose my house, and that’s okay. Right now I am going to enjoy this house; I’m going to enjoy the heck out of it. It has served me well, and I don’t see why that should change. And if it does, then I know there’s something better coming.

A creator chooses, in each moment, to be with what is, to experience this, whatever is happening right now. And when something happens that doesn’t feel good, a creator chooses to be with that too, and to experience it fully. And in that choosing, magic begins to happen.

It’s a continual process, dear friends. Things usually don’t change overnight usually, and it’s not about changing things. It’s about choosing to live life right now. For that, dear friends, is what creating is really all about.

It’s about looking around at the life that you have created, for you have created every bit of it, and saying, This is good! I choose to experience this fully, right now, because I created it and it is grand, even in the pain.

When you find that place, dear friends, life will begin to change. When you find that place, all those aspects of you that are hanging around out there wanting to come home, and acting out like scared teenagers and creating all kinds of things in your life that you don’t want; when you find that place of absolute acceptance, then they’ll feel safe to come home. And as they come home they’ll stop creating all that chaos. As they come home you will become clearer. You will become more coherent, and your life will become more coherent.

So make a choice dear friends, if you are willing. Make a choice to accept whatever is in your life right now. Make a choice to fully experience, to fully live, what you have created, even the parts of it that you wish you hadn’t created.

Humans spend so much time running away from their pain, and running away from their shadow. But dear friends, that is part of life. The places where you feel pain are the places where you are resisting something, for pain is a direct result of resistance. That’s all it is!

So when you feel pain in your life, whether it’s physical pain or emotional pain or just something in your life that you don’t like, it’s all the same. When you feel that, when it shows up in your life, celebrate it and go into it. Ask it why it’s there? What is it reflecting? What is it showing you?

There’s something there, dear friends. There’s a gold mine there, and the pain will show you where to dig. The pain will show you where to find that gold. But if you run away it like you’re used to doing, you’ll miss it and the pain will get bigger. Oh, it might change, it might move around, but it will get bigger until at last you can’t ignore it anymore. And then you’ll cover it up, with drugs or something else, and try to get away from it that way.

Most people go through life like that, hiding from their pain, covering it up, trying to get away from it, until at last it kills them. And then they come back and do it all over again. You can stop that cycle now, dear friends. It’s called karma, and you can stop it right now.

Go into the pain. Allow yourself to fully experience that pain, and allow it to show you whatever it is that you need to see, whatever it is that you need to feel, or to understand.

And once again dear friends, it’ s a choice. You won’t remember every time, but you will remember eventually, if that is your choice, and the more often you make the choice the more quickly you will remember.

I choose to welcome this pain into my life. I choose to look for the resistance that is underneath this pain, and I choose to welcome that part of me home. And I choose to keep doing that, to keep doing it over and over and over and over and over and over again, for the rest of my life if necessary, for it’s time for me to be whole. It’s time for me to stop running from myself. It’s time for me to listen to me. It’s time for me to listen to my body. It’s time for me to love me, just the way I am.

We are complete.

Lección 5: Un Creador Elije
por John McCurdy
Traduccion por Maribel González

Hola y gracias por suscribirse a esta clase con derechos de autor! (Si prefiere no suscribirse a toda la clase, pero le gustaría intercambiar energía por esta lección, por favor hágalo aquí.)

Hay muchas capas dentro de este material. La capa más importante es la experiencia, más que las palabras y la información, así que para sacar el máximo provecho de ella, te animamos a que te tomes el tiempo para escuchar la grabación de arriba en lugar de sólo leer esta transcripción.

Ahora te invitamos a respirar hondo, relajarte y permitirte sentir esta experiencia.

Y así, queridos creadores, hemos hablado de la aceptación, y hemos hablado de la confianza, la confianza en uno mismo. Hemos hablado de enamorarse de ustedes, porque queridos amigos, eso es realmente todo lo que hay para recuperar su creadorazgo.

Oh, pero su mente humana sigue. Da vueltas, y vueltas, y vueltas. ¿Cómo?, preguntan, ¿cómo es posible aceptarme a mí mismo? ¿Cómo es posible confiar en mí mismo cuando he metido la pata tan miserablemente y he cometido tantos errores terribles? Le he hecho daño a la gente. He hecho cosas de las que me avergüenzo. He fallado en las cosas que eran lo más importante para mí. ¡He fallado miserablemente! ¿Cómo es posible confiar en mí mismo?

Queridos amigos, les decimos, es una simple elección.

La tercera lección en la recuperación de su creadorazgo es la elección. Un creador elige. Un creador hace una elección, y el universo entero se ajusta a esa elección.

Oh, pero a ustedes no les gusta tomar decisiones. A pocos humanos les gusta tomar decisiones, porque se les olvidó quiénes eran. Tienen miedo de que si hacen una elección podría ser la opción equivocada, o si eligen esta opción, podrían perderse de aquello. Así que no hacen ninguna elección en absoluto, y entonces se pierden de la vida.

Queridos amigos, es hora de empezar a elegir. ¿Creen que son tan pequeños, tan limitados, que si eligen algo se perderán de otra cosa que es buena? No funciona de esa manera, queridos amigos. ¡Ustedes son Dios! Son el creador más grandioso de todo el universo. ¡No hay ninguno más grandioso que ustedes! ¿Acaso piensan que estos pequeños detalles de la vida son más grandes que ustedes?

Un creador elige, y si a él o a ella no le gusta el resultado de esa elección, elige de nuevo. Y de nuevo, y de nuevo. Un creador vive en elección.

Entonces su mente dice, Bueno, si es así de fácil, entonces elijo un carro nuevo y reluciente en mi entrada. O, elijo ser delgado de nuevo, o librarme de esta enfermedad. Y entonces no pasa nada y dicen, ¡Bueno, eso no funcionó! Y vuelven a sus prácticas del pasado.

Queridos amigos, queridos creadores, llegará el momento en que puedan elegir un carro nuevo y reluciente y aparecerá, porque eso está completamente dentro de su poder. Pero no se puede llegar ahí en su mente. No se trata de pensar los pensamientos correctos. No se trata de decir las palabras correctas.

Los pensamientos y las palabras, no significan nada, queridos amigos. La cantidad de poder creativo en sus pensamientos y en sus palabras es infinitesimal en comparación con el poder que tienen disponibles. Pero en este momento, piensan que no tienen acceso a ese poder. Y ese el problema, porque creen que lo que piensan es real.

Queridos amigos, ustedes son mucho más que su mente. Son mucho más que lo que su mente puede comprender. Y es eso, queridos amigos, ese todo ustedes, es lo que es el creador, no su mente.

Oh, su mente es parte de ese todo, pero no es la que está a cargo. Ustedes han intentado ponerla a cargo. Han aplazado a su mente hasta el punto en que su mente ha llegado a creer que es la que está a cargo. Pero no lo está, queridos amigos, y es hora de darle un descanso. Es hora de dejar descansar a su mente.

Pueden haber notado que están teniendo más problema para recordar cosas, que su mente no parece estar funcionando tan bien como solía hacerlo. Para algunos de ustedes, han estado frustrados con su mente durante toda su vida. Sentían que como que no funcionaba de la manera que la de todos los demás lo hacía.

Queridos creadores, eso es porque esta vez se trata de liberar la mente. No se trata de deshacerse de ella, se trata de ir más allá de ella. Se trata de expandirse más allá de su mente. Su mente aún tiene una función muy importante que desempeñar, pero es hora de dejarse sentir más allá de su mente.

Hay mucho más de ustedes, queridos amigos, que su mente. Tomen un momento para sentir eso. No entra en palabras, pueda que ni siquiera entre en imágenes. Sólo se siente. Sientan la plenitud de quienes ustedes son.

Tómense unos minutos para sentir.

Así queridos amigos, crear se trata de elegir. Pero no se trata de una elección de la mente. Oh, pueden comenzar con la mente, porque es parte de ustedes. Pero se trata de una elección de su ser, y al menos por ahora, no se trata de decir, Elijo un nuevo carro, o Elijo perfecto estado de salud. Llegará el momento para eso. Ahora queremos que comiencen con decisiones más pequeñas, porque estas son las elecciones más difíciles, y estas son las que verdaderamente cambiarán su vida.

¿Puedes elegir, querido amigo, aceptar lo que está en tu vida tal y como es?

Pueden decir, ¡Pero no me gusta! ¡No me gusta que esté gordo! ¡No me gusta que mi cuerpo me duela! ¡No me gusta conducir ese viejo cacharro!

Queridos amigos, sabemos que no les gusta. Y ese es el problema, porque eso es lo que mantienen en su vida.

Queridos amigos, en cada cosa en la vida hay un cincuenta por ciento de lo que les gusta, y un cincuenta por ciento de lo que no les gusta. Eso es cierto para todo. Hay ventajas y desventajas en todo en la vida. ¿Pueden optar por ver las ventajas? ¿Pueden optar por encontrar los aspectos de esas cosas en su vida que les gusta? ¿Qué les están sirviendo?

Pregúntenle a su cuerpo, ¿Cómo me está sirviendo este dolor? ¿Cómo me están sirviendo estas libras extra? Y escuchen la respuesta.

Pregúntenle a su carro, ¿Cómo me estás sirviendo? Su carro también les responderá, porque su vehículo está lleno de su propia energía.

Si hay una persona en su vida con la que están luchando, mírense en el espejo y pregúntense, ¿Qué está reflejando esta persona en mí? ¿Cómo me está sirviendo este reflejo? Y escuchen la respuesta.

La aceptación es una elección, queridos amigos. Su mente lanzará un millón de razones de por qué no pueden hacer eso, de por qué no pueden aceptar algo en su vida, de por qué no pueden confiar en ustedes mismos. Pero sigue siendo una elección, queridos amigos.

Una elección no es decir, Bueno, no puedo hacer eso, así que voy a hacer esto en su lugar. No puedo aceptar eso, así que voy a seguir con mi vida. ¡Eso no es una elección!

Una elección dice, No me gusta eso, pero es hora de que lo acepte. Es hora de aprender a que me guste, así que elijo eso. Elijo encontrar lo bueno en ello. Elijo acogerlo en mi vida. Sea lo que sea, sea quien sea, como sea que se sienta, elijo acogerlo en mi vida, ¡y elijo cambiar mi forma de pensar hasta que realmente lo haya acogido en mi vida!

Esa es una elección. Eso es valentía, y queridos amigos, eso cambiará su vida.

Son las pequeñas elecciones las que son importantes, queridos amigos. Las grandes todas comenzarán a tomar su lugar cuando ustedes están claros sobre las pequeñas. A las pequeñas les gusta la elección de aceptarse a ustedes mismos. Es realmente la elección más grande que hay, pero sucede en las pequeñas cosas.

Cuando se fijan en sus cuentas y piensan, No sé de dónde va a venir el dinero para pagarlas, ahí es cuando un creador hace una elección. Un creador dice, No sé de dónde va a venir el dinero para pagarlas, pero sé que va a llegar, así que voy a vivir ahora como si ya todo estuviera arreglado, y voy a disfrutar este momento como si todo estuviera arreglado.

Un creador mira a su alrededor y dice, No sé de dónde vendrá el alquiler o la hipoteca. Podría perder mi casa, y eso está bien. En este momento voy a disfrutar de esta casa; voy a disfrutarla a montones. Me ha servido bien, y no veo por qué eso debería cambiar. Y si lo hace, entonces sé que hay algo mejor que viene.

Un creador elije, en cada momento, estar con lo que es, experimentar esto, lo que sea que esté sucediendo ahora mismo. Y cuando sucede algo que no se siente bien, un creador elije estar con eso también, y experimentarlo plenamente. Y en esa elección, la magia comienza a ocurrir.

Es un proceso continuo, queridos amigos. Las cosas por lo general no suelen cambiar de un momento a otro, y no se trata de cambiar las cosas. Se trata de elegir vivir la vida ahora mismo. Porque eso, queridos amigos, es de lo que crear realmente se trata.

Se trata de mirar a su alrededor a la vida que han creado, porque ustedes han creado cada pequeña cosa de ello, y decir, ¡Esto es bueno! Elijo experimentar esto plenamente, ahora mismo, porque yo lo he creado y es grandioso, incluso en el dolor.

Cuando encuentran ese lugar, queridos amigos, la vida empieza a cambiar. Cuando encuentran ese lugar, todos aquellos aspectos de ustedes que están merodeando por ahí queriendo volver a casa, y actuando como adolescentes miedosos y creando todo tipo de cosas en su vida que no quieren; cuando encuentran ese lugar de absoluta aceptación, entonces ellos se sentirán seguros de volver a casa. Y en cuanto vuelven a casa dejarán de crear todo ese caos. En cuanto vuelven a casa ustedes se aclararán. Serán más coherentes, y su vida será más coherente.

Así que hagan una elección queridos amigos, si están dispuestos. Tomen una decisión de aceptar lo que sea que esté en su vida ahora mismo. Hagan una elección de experimentar plenamente, de vivir plenamente, lo que han creado, incluso las partes que desearían no haber creado.

Los humanos pasan tanto tiempo huyendo de su dolor, y huyendo de su sombra. Pero queridos amigos, eso es parte de la vida. Los lugares donde sienten dolor son los lugares en los que se oponen a algo, porque el dolor es un resultado directo de la resistencia. ¡Eso es todo lo que es!

Así que cuando sienten dolor en su vida, ya sea dolor físico o dolor emocional o simplemente algo en su vida que no les gusta, todo es lo mismo. Cuando sienten eso, cuando aparece en su vida, celébrenlo y entren en ello. Pregúntenle por qué está ahí. ¿Qué es lo que está reflejando? ¿Qué es lo que les está mostrando?

Hay algo ahí, queridos amigos. Hay una mina de oro ahí, y el dolor les mostrará dónde cavar. El dolor les mostrará dónde encontrar ese oro. Pero si huyen como están acostumbrados a hacer, se lo perderán y el dolor se volverá más grande. Oh, podría cambiar, podría moverse, pero se agrandará hasta que al final no se puede ignorar más. Y entonces lo ocultarán, con drogas o algo más, e intentarán alejarse de ello de esa manera.

La mayoría de las personas pasan por la vida así, escondiéndose de su dolor, ocultándolo, tratando de alejarse de él, hasta que los mata. Y entonces vuelven y lo hacen todo de nuevo. Ustedes pueden detener ese ciclo ahora, queridos amigos. Se llama karma, y lo pueden detener ahora mismo.

Entren en el dolor. Permítanse experimentar plenamente ese dolor, y permítanle que les muestre lo que sea que tengan que ver, lo que sea que tengan que sentir, o comprender.

Y una vez más queridos amigos, es una elección. No recordarán todo el tiempo, pero sí recordarán con el tiempo, si esa es su elección, y cuanto más a menudo tomen la decisión más rápidamente recordarán.

Elijo darle la bienvenida a este dolor a mi vida. Elijo buscar la resistencia que se encuentra debajo de este dolor, y elijo darle la bienvenida a esa parte de mí a casa. Y elijo seguir haciéndolo, seguir haciéndolo una y otra, y otra, y otra, y otra, y otra vez, por el resto de mi vida si es necesario, porque es hora de que sea pleno. Porque es hora de que deje de huir de mí mismo. Es hora de que escuche a mi cuerpo. Es hora de amarme, tal y como soy.

Somos completos.