Creatorship 101

A Course on Becoming the Creator that You Are

Click the arrow to play the recording.
Lesson 50: Why Do You Want to Be Here?
by John McCurdy

Hello, and thank you for subscribing to this copyrighted class! (If you would prefer not to subscribe to the entire class, but would like to exchange energy for this lesson, please do so here.)

There are many layers within this material. The most important layer is the experience, rather than the words and information, so to get the most from it we encourage you to take the time to listen to the recording above instead of just reading this transcript.

Now we invite you to take a deep breath, relax and allow yourself to feel this experience.

I am that I am.

I am John, and I am so much more than John, than this human that you know as John. I am John’s soul. I am John’s essence. I am the integration of all that John is, and of all that John has ever been. And I am more even than that, for I am the integration of the divine, of the divine masculine and the divine feminine energies. I am that I am.

Dear creators, we’ve come a long way in this course, this course on how to be the creator that you are. We’ve covered everything you need to know to be a grand creator.

We’ve talked about how creation begins with acceptance. Because you’re always creating, dear friends, but if you’re not accepting your creation, then you’re fighting a war with yourself and you’re creating chaos in your life.

We’ve talked about how a creator must trust self. For if you don’t trust yourself, how can you possibly create from a conscious place?

We’ve talked about how a creator must love self, because if you’re not loving yourself you’re going to create the opposite of love in your life. No matter how hard you try to create the things you want you’ll create their opposites, because creation is about where your attention is, about what you are choosing. And if you are hating yourself, then the creative energies have no choice but to reflect that hatred in your life. But if you are loving yourself then the same is true; that love must, and will be, reflected in your life.

And finally, we’ve talked about grace. We’ve talked about how creating happens through grace.

Humans have this idea that if they just had enough willpower they could create the things they want. But it doesn’t work that way, dear friends. Oh, it works a little bit within the dream. It let you push things around in a very crude manner, in a very inefficient manner, but it doesn’t make you a creator.

Willpower gets in your way, because for everything that you push, something is going to push back. Because that’s the way the energies work. If you use your willpower, if you use force to create one thing that you want, something else is going to come that you don’t want. It’s just the way it is, so a real creator creates in grace.

But grace doesn’t come from the mind. Grace is what happens when you let go, when you come into trust with yourself, when you fall in love with yourself and with life. Then grace just happens, because it’s your natural state, dear friends.

When you take a deep breath, when you stop trying to push things around, when you stop trying to manipulate things, when you just come back to this moment and accept it the way it is, and be with it the way it is, and feel yourself the way you are, then grace can work. It’s always there, dear friends, but the minute you go into your mind and start trying to push things around, grace can’t help you. You block it.

It still happens in little parts of your life. Actually, in big parts of your life, where your mind isn’t focused. Grace is what keeps your body working. It’s what creates all the synchronicities and all the beauty in your life. It’s always there, it’s always working, but it can’t work on the big things in your life until you let go of them, until you come back to now and accept things just the way they are. And especially until you accept you just the way you are.

Grace is not some outside force. It’s not something that comes from another being, or from some God “out there.” Grace comes from you. It comes from your essence. It is your most natural state, and when you live in grace everything in your life falls into place in beauty, in grace, in perfection.

Along the way in this course, we also talked about perfection. We talked about how perfection doesn’t ever really exist. Human life was meant to be imperfect, because otherwise it would soon be very boring. Human life was meant to be full of challenges.

The perfection of life, of nature, lies in its imperfection. The beauty of life is there because of what you sometimes see as flaws. It’s what creates the wonder and the diversity, and the incredible beauty of this experience of life on Earth. So often humans go through life seeking perfection. Some of your religions have mandated it. They’ve said that you’ll be punished if you don’t somehow find a way to be perfect. But dear friends, there is no perfection.

The great masters, they were not perfect. Far from it. Some of them were scoundrels. Some of them, in the lifetime of their ascension, were what you would consider to be evil people, because life is about imperfection. Life is not about being good. Being an enlightened being is not about being good. It’s about being real. It’s about coming home to you.

And a funny thing happens when you do that: Suddenly you have no need to feed on the energies of other people. You have no need to manipulate them anymore, because you are whole and complete in yourself. And that does more to benefit mankind than any saint has ever done.

So let go of perfection, dear friends. Surrender to grace, and your life will be more perfect than you have ever imagined.

Throughout this course we also talked about the importance of choice, of choosing, and of acting out your choice. We’ve talked about how the important choices are the little ones, the seemingly little ones, and how they must come from deep within.

You can think, “I choose to have a new car in my driveway” from now till forever, and the clunker that’s there now is just going to become more and more of a clunker. Why? Because that choice is coming from your mind. It has no meaning. If anything, it comes from your attention being focused on how much you don’t like that clunker, and so that’s what you create. More of that clunker.

You can say, you can think, you can scream at the top of your voice, “I choose a healthy body!” and your body will just keep falling apart, because that’s where your attention is really focused. You’re trying to manipulate your body, because you don’t like the way it is.

Instead, choose to love your body. Choose to accept it the way it is. Choose to come home and be in it, to feel it; even the pain. Your body is part of you. It needs your love. Come home to it.

Being a true creator on Earth is about integrating your soul, and all of your many aspects, right here into this body. How are you going to do that if you’re not accepting your body? You don’t need to make your body perfect, you need to accept it. You need to be in it, so that your soul can find you there and come and join you. Then grace comes, and your body will find balance.

As you go through this process your body is going to go through a lot of things, and that’s natural. Your body isn’t used to the kind of energy that you’re going to be bringing in. It’s not used to being the home of a creator, of a conscious creator. It’s not used to being the home of your soul, and so it has to change. It has to re-create itself.

But it knows how to do that, dear friends. It does not need your help, and it does not need your mind’s interference. What your body needs is for you to let it be, to listen to it, to be home within it, to let it tell you in the moment what it needs. When you try to fix it, when you go on these regimens of vitamins and supplements, of medicines, you just get in its way. Your body doesn’t need all that stuff.

But if you let go, if you listen to your body, if you be home in your body, it’ll tell you in each moment what it wants. It’ll tell you what it’s hungry for. One day it might be what your mind thinks is healthy food, another day it might be what your mind thinks is the worst possible unhealthy food.

Can you trust that, dear friends? Can you trust that your body knows what it is doing and knows what it needs? One day it might ask for a supplement, another day it may not want it at all. If you’re home within your body you’ll be able to feel that. If you’re home in the present moment, you’ll know.

Very few humans actually live within their bodies. It’s something that John is still learning to do. It’s something that I, John’s soul, am still learning to do. But it is the key to being a creator on Earth, dear friends. To come home to you, into your body, just the way it is.

And that is where choice comes in, dear friends. A real choice, an effective choice, is not saying, “I choose for this pain in my body to be gone.”

The real choice is to say, I choose to accept my body, to feel this pain, to be with it, to ask it what it wants from me, to let it be.

Because in that, dear friends, you give your body permission to find its own balance. You honor your body. You come home to it.

So many of you struggle with issues of abundance. You think you don’t have any. You only have a few dollars in the bank, or not even that much, and you wonder why it is that you can’t create more abundance.

Dear friends, your life is full of abundance. There is an abundance in your life of everything, but which are you choosing? Are you choosing an abundance of money, or are you choosing an abundance of lack?

Here again, it’s not the mental choice that says in your mind, “I choose money.” It’s the little day-to-day choices of how you act. Do you act like someone with money? Do you act like someone for whom everything is going to work out? Or are you constantly limiting yourself? Are you constantly worrying about your money running out, and about how you’re going to pay the bills tomorrow or next month?

What if you acted like everything was going to work out? Well then it will, will dear friends. Then it will. But it has to come from deep inside of you, and it’s going to bring up issues. It’s going to bring up your fears. It’s going to bring up temptations to create schemes, schemes to get more money, to get people to pay you more. Those are just distractions, dear friends.

Oh, it’s the little things. It’s about being present in your life. It’s about accepting that in this moment you don’t know where the money is. It’s about accepting that you’ve created everything in your life, and knowing that just as everything has always worked out in your past, it’s going to continue to work out. Only, if you let it, it will be a lot easier.

It’s about living like this moment is the only moment of your life. The past no longer exists. The past is not who you are. And the future, the future doesn’t exist yet and the future contains everything it needs.

This moment, dear friends, is where life is. In this moment you may not have very much money in the bank, but look at what you do have. Look at the life you have. Look at the beauty in your life. It’s all around you!

You’ve often heard that abundance is your natural state. But very few actually believe that, because you look around, you look at your bank and say, “There’s only few dollars there [or a few pesos, or a few of whatever your currency is], where is the abundance? How could it be my natural state? Why can’t I bring it in?” But dear friends, you’re so focused there that you don’t see all the abundance that’s in your life in so many different ways!

Life is naturally abundant. Life is profoundly abundant. It’s always there, and when you start paying attention to that abundance, then the money will be there too. Right now you’re so focused on the lack of it that that’s what you are creating. Instead, focus yourself on the abundance that is there.

For dear friends, it’s all just energy. Whether it takes the form of roses along your path, of a beautiful day with bright sunshine or cooling rain, of beauty in nature, of a roof over your head, or of money in the bank; it’s all the same, dear friends, and when you focus on what’s there, on the abundance that you have, then your natural abundance will begin to show up in all the different areas, including in your bank account.

But dear friends, there’s another issue that we need to address. This is an issue that many, many creators are looking at right now in their own lives. It’s an issue that John is having to look at in his own life right now.

You see dear friends, the amount of money you have, the state of health in your body, and many other areas of your life, are all tied to one thing. And that one thing is how much you want to be here.

If you’re not sure if you want to be here then everything in your life is going to reflect that, because life will be unsure about whether to support you in being here or not. Because life always supports whatever you choose.

So dear friends, we invite you to look inside right now. Take a moment and ask yourself, do I want to be here on Earth right now?

Oh, your mind is going to start spinning. Certainly you don’t want to die, but dear friends, that’s not a choice. That’s just a human instinct.

Are you sure? Why do you want to be here?

That’s the real question, dear friends. Why do you want to be here on Earth right now?

Find the answer to that question. Find the real answer.

“I don’t want to die” is not an answer to that question. “Because somebody else needs me” is not an answer to that question.

Nobody else needs you, dear friends. They’ll be just fine even if you leave. Your children will be just fine if you leave. They’re not children, they only look like children, and some of them have been on Earth longer than you, more lifetimes than you. Dear creators, they are creating every bit of their reality!

Your parents certainly don’t need you, because they’re creators too.

So why do you really want to be here? If none of those people existed, why would you want to be here?

Answer that question, dear friends, and then go where it leads you. Live the answer to that question, and your life will transform. Your body will transform. Your bank account will transform.

Why do you want to be here?

Get clear on that, and then live it. And then you will be a creator of the highest order, because everything in life will support that passion.

And, oh yes, you’ll find a whole new passion in the answer to that question.

Why do you want to be here?

It’s up to you, dear friends. You don’t have to be here on Earth. You can leave any time you want, and there is no judgment. There is no God that’s going to punish you for leaving. You have no obligation to be here. In fact, you have no real obligations at all. None! None at all.

At the soul level, dear friends, obligations don’t exist. You are a sovereign being, and you have no obligations. Be with that, and then look again at that question:

Why do you want to be here?

If you have no obligations, why would you want to be here?

Find the answer to that question, dear friends, and you will find your creatorship.

——–

Dear friends, it has been an honor to be on this journey with you. Dear John has learned so much through this course. I, John’s soul, have learned through this course, and it has been our honor to present it to you.

This course contains everything you need to know to be the grandest of creators. And if you let it, if you follow it, it will change your life.

This lesson concludes Creatorship 101. But it is not the end, dear friends. It is just the beginning, but it’s time to shift gears. John is coming to a whole new place in his life. He’s going to be doing some traveling, perhaps a lot more than he guesses, and he has much more to create. You might see him here and there along the way. And there will be much more coming to his website, to the books that will come. So dear friends, stay tuned.

This completes Creatorship 101, but it is just the beginning.

——–

Come home to you, dear friends. Put aside all of your obligations, and everything you thought you were, and ask yourself: Why do I want to be here?

And then live the answer, and watch what happens in your life.

It has been our honor and joy to present this material, and we are complete.

And so it is.

Lección 50: ¿Por Qué Quieren Estar Aquí?
por John McCurdy
Traduccion por Maribel González

Hola y gracias por suscribirse a esta clase con derechos de autor! (Si prefiere no suscribirse a toda la clase, pero le gustaría intercambiar energía por esta lección, por favor hágalo aquí.)

Hay muchas capas dentro de este material. La capa más importante es la experiencia, más que las palabras y la información, así que para sacar el máximo provecho de ella, te animamos a que te tomes el tiempo para escuchar la grabación de arriba en lugar de sólo leer esta transcripción.

Ahora te invitamos a respirar hondo, relajarte y permitirte sentir esta experiencia.

Yo soy el que yo soy.

Yo soy John, y soy mucho más que John, que este humano que conocen como John. Soy el alma de John. Soy la esencia de John. Soy la integración de todo lo que John es, y de todo lo que John alguna vez ha sido. Y soy más incluso que eso, porque soy la integración de lo divino, de las energías masculina divina y la femenina divina. Yo soy el que yo soy.

Queridos creadores, hemos avanzado mucho en este curso, este curso sobre cómo ser el creador que eres. Hemos cubierto todo lo que necesitan saber para ser un creador grandioso.

Hemos hablado de cómo la creación empieza con la aceptación. Porque ustedes siempre están creando, queridos amigos, pero si no están aceptando su creación, entonces están peleando una guerra consigo mismos y están creando caos en su vida.

Hemos hablado de cómo un creador deber confiar en sí mismo. Porque si no confían en sí mismos, ¿cómo podría ser posible crear desde un lugar consciente?

Hemos hablado de cómo un creador debe amarse a sí mismo, porque si no se están amando a sí mismos van a crear lo opuesto al amor en su vida. Sin importar lo mucho que se esfuercen por crear la cosas que quieren van a crear sus opuestos, porque la creación se trata de dónde está su atención, se trata de lo que están eligiendo. Y si se están odiando, entonces las energías creativas no tienen más elección que reflejar ese odio en su vida. Pero si se están amando a sí mismos entonces lo mismo es cierto; ese amor debe, y será, reflejado en su vida.

Y por último, hemos hablado de la gracia. Hemos hablado de cómo ocurre la creación a través de la gracia.

Los humanos tienen esta idea de que si tan sólo tuvieran la suficiente fuerza de voluntad podrían crear las cosas que quisieran. Pero no funciona de esa manera, queridos amigos. Oh, funciona un poco dentro del sueño. Deja que ustedes empujen las cosas de una manera muy cruda, de una manera muy ineficiente, pero no los convierte en un creador. 

La fuerza de voluntad se interpone en su camino, porque por todo lo que empujan, algo va a empujar de vuelta. Porque así es como funcionan las energías. Si utilizan su fuerza de voluntad, si utilizan la fuerza para crear una cosa que quieren, algo más que no quieren va a llegar. Simplemente, así son las cosas, así que un verdadero creador crea en gracia.

Pero la gracia no viene de la mente. La gracia es lo que ocurre cuando ustedes sueltan, cuando entran en la confianza consigo mismos, cuando se enamoran de sí mismos y de la vida. Entonces la gracia simplemente ocurre, porque es su estado natural, queridos amigos.

Cuando respiran profundamente, cuando dejan de tratar de empujar las cosas, cuando dejan de tratar de manipular las cosas, cuando simplemente vuelven a este momento y lo aceptan como es, y están con él como es, y se sienten a sí mismos como están, entonces la gracia puede funcionar. Siempre está ahí, queridos amigos, pero en el instante en que entran en su mente y comienzan a tratar de empujar las cosas, la gracia no los puede ayudar. La bloquean.

Todavía sucede en pequeñas partes de su vida. En realidad, en grandes partes de su vida, donde su mente no está enfocada. La gracia es lo que mantiene a su cuerpo funcionando. Es lo que crea todas las sincronías y toda la belleza en su vida. Siempre está ahí, siempre está funcionando, pero no puede funcionar en las cosas grandes en su vida hasta que las suelten, hasta que vuelvan al ahora y acepten las cosas exactamente como son. Y en especial, hasta que se acepten a ustedes exactamente como son.

La gracia no es alguna fuerza externa. No es algo que viene de otro ser, o de algún Dios “allá afuera”. La gracia viene de ustedes. Viene de su esencia. Es su estado más natural, y cuando viven en gracia todo en su vida cae en su lugar en belleza, en gracia, en perfección.

Sobre la marcha en este curso, también hablamos de la perfección. Hablamos de cómo nunca existe en realidad la perfección. La vida humana tenía que ser imperfecta, porque de lo contrario muy pronto sería muy aburrido. La vida humana tenía que estar llena de retos.

La perfección de la vida, de la naturaleza, yace en su imperfección. La belleza de la vida está ahí debido a lo que ustedes a veces ven como defectos. Es lo que crea la maravilla y la diversidad, y la increíble belleza de esta experiencia de la vida en la Tierra. Muy a menudo los humanos pasan por la vida buscando la perfección. Algunas de sus religiones lo han impuesto. Han dicho que se les castigará si de algún modo no encuentran una manera de ser perfectos. Pero queridos amigos, no existe la perfección.

Los grandes maestros, ellos no fueron perfectos. Lejos de ello. Algunos fueron sinvergüenzas. Algunos de ellos, en la vida de su ascensión, fueron lo que uno podría pensar personas malvadas, porque la vida se trata de la imperfección. La vida no se trata de ser buenos. Ser un ser iluminado no se trata de ser buenos. Se trata de ser reales. Se trata de volver a casa a ustedes.

Y algo gracioso sucede cuando hacen eso: De repente no tienen la necesidad de alimentarse de las energías de otras personas. No tienen la necesidad de manipularlos más, porque son plenos y completos en ustedes mismos. Y eso hace más para beneficiar a la humanidad que cualquier otro santo haya hecho nunca.

Así que suelten la perfección, queridos amigos. Entréguense a la gracia, y su vida será más perfecta de lo que alguna vez imaginaron.

A lo largo de este curso también hemos hablado de la importancia de la elección, de elegir, y de manifestar en acciones su elección. Hemos hablado de cómo las elecciones importantes son las pequeñas, las aparentemente pequeñas, y de cómo ellas deben venir de lo profundo.

Ustedes pueden pensar, “Elijo tener un auto nuevo en mi camino de entrada” desde ahora hasta siempre, y la carcacha que está ahí ahora sólo se volverá más y más de una carcacha. ¿Por qué? Porque esa elección viene de su mente. No tiene significado. Cuanto mucho, viene de su atención que está enfocada en lo mucho que no les gusta esa carcacha, entonces eso es lo que crean. Más de esa carcacha.

Pueden decir, pueden pensar, pueden desgañitar, “¡Elijo un cuerpo saludable!” y su cuerpo simplemente seguirá desmoronándose, porque es ahí donde realmente está enfocada su atención. Están tratando de manipular su cuerpo, porque no les gusta como es.

En cambio, elijan amar a su cuerpo. Elijan aceptarlo como es. Elijan volver a casa y estar en él, sentirlo; incluso el dolor. Su cuerpo es parte de ustedes. Necesita su amor. Vuelvan a casa a él.

Ser un verdadero creador en la Tierra se trata de integrar a su alma, y a todos de sus muchos aspectos, aquí mismo en este cuerpo. ¿Cómo lo van a hacer si no están aceptando su cuerpo? No tienen que hacer a su cuerpo perfecto, tienen que aceptarlo. Tienen que estar en él, para que su alma los pueda encontrar ahí y llegar y unirse a ustedes. Entonces la gracia llega, y su cuerpo encontrará equilibrio.

A medida que pasan por este proceso su cuerpo va a pasar por muchas cosas, y eso es natural. Su cuerpo no está acostumbrado a la energía que  van a estar introduciendo. No está acostumbrado a ser el hogar de un creador, de un creador consciente. No está acostumbrado a ser el hogar de su alma, así que tiene que cambiar. Tiene que re-crearse a sí mismo.

Pero sabe cómo hacerlo, queridos amigos. No necesita de su ayuda, no necesita la interferencia de su mente. Lo que su cuerpo necesita es que ustedes lo dejen ser, que lo escuchen, que estén en casa en él, que le permitan decirles en el momento lo que necesita. Cuando tratan de arreglarlo, cuando entran en estos regímenes de vitaminas y suplementos, de medicinas, sólo se interponen en su camino. Su cuerpo no necesita todas esas cosas.

Pero si dejan ir, si escuchan a su cuerpo, si están en casa en su cuerpo, les dirá en cada momento lo que quiere. Les dirá de qué tiene hambre. Un día podría ser lo que su mente cree que son alimentos saludables, otro día podría ser lo que su mente cree que es el peor alimento poco saludable posible.

¿Pueden confiar en eso, queridos amigos? ¿Pueden confiar en que su cuerpo sabe lo que está haciendo y que sabe lo que necesita? Un día podría pedir un suplemento, otro día puede que no lo quiera en absoluto. Si están en casa dentro de su cuerpo serán capaces de sentir eso. Si están en casa en el momento presente, ustedes sabrán.

En realidad muy pocos humanos viven dentro de sus cuerpos. Es algo que John todavía está aprendiendo a hacer. Es algo que yo, el alma de John, todavía estoy aprendiendo a hacer. Pero es la clave para ser un creador en la Tierra, queridos amigos. De volver a casa a ustedes, a su cuerpo, exactamente como es.

Y ahí es donde entra la elección, queridos amigos. Una verdadera elección, una elección efectiva, no es decir, “Elijo que este dolor en mi cuerpo se vaya.”

La verdadera elección es decir, Elijo aceptar mi cuerpo, sentir este dolor, estar con él, y preguntarle lo que quiere de mí, dejarlo ser.

Porque en eso, queridos amigos, le conceden permiso a su cuerpo de encontrar su propio equilibrio. Ustedes honran su cuerpo. Vuelven a casa a él.

Muchos de ustedes luchan con sus problemas de abundancia. Piensan que no tienen. Sólo tienen unos cuantos dólares en el banco, o ni siquiera tanto, y se preguntan por qué es que no pueden crear más abundancia.

Queridos amigos, su vida está llena de abundancia. Hay abundancia en su vida de todo, ¿pero cuál están eligiendo? ¿Están eligiendo una abundancia de dinero, o están eligiendo una abundancia de carencia?

De nuevo aquí, no se trata de la elección mental que dice en su mente, “Elijo dinero.” Son las pequeñas elecciones de día a día de cómo actúan. ¿Actúan como alguien que tiene dinero? ¿Actúan como alguien para quien todo se va a solucionar? ¿O constantemente se están limitando? ¿Constantemente se están preocupando de que su dinero se gaste, y de cómo van a pagar las cuentas mañana o el próximo mes?

¿Y que tal si actuaran como si todo se fuera a solucionar? Bueno entonces lo hará, queridos amigos. Entonces lo hará. Pero tiene que venir de lo profundo de ustedes, y va a traer a escena problemas. Va a traer a escena sus temores. Va a traer a escena tentaciones para crear confabulaciones, confabulaciones para conseguir más dinero, para hacer que las personas les paguen más. Esas son sólo distracciones, queridos amigos.

Oh, son las pequeñas cosas. Se trata de estar presente en su vida. Se trata de aceptar que en este momento no saben dónde está el dinero. Se trata de aceptar que han creado todo en su vida, y sabiendo que así como todo siempre se ha solucionado en su pasado, va a seguir solucionándose. Sólo, si lo dejan ser, será mucho más fácil.

Se trata de vivir como si este momento fuera el único momento en su vida. El pasado ya no existe. El pasado no es quienes son. Y el futuro, el futuro no existe aún y el futuro contiene todo lo que necesita.

Este momento, queridos amigos, es donde está la vida. En este momento pueda que no tengan mucho dinero en el banco, pero vean lo que sí tienen. Vean la vida que tienen. Vean la belleza en su vida. ¡Está a todo su alrededor!

A menudo han escuchado que la abundancia es su estado natural. Pero en realidad muy pocos lo creen, porque miran a su alrededor, miran su banco y dicen, “Sólo hay unos cuantos dólares ahí [o unos cuantos pesos, o unos cuantos de lo que sea su moneda], ¿dónde está la abundancia? ¿Cómo podría ser mi estado natural? ¿Por qué no la puedo traer?” Pero queridos amigos, ¡están tan enfocados ahí que no ven toda la abundancia que está en su vida de tantas maneras diferentes!

La vida es abundante por naturaleza. La vida es profundamente abundante. Siempre está ahí, y cuando empiezan a prestarle atención a esa abundancia, entonces el dinero estará ahí también. En este momento están tan enfocados en la carencia de ello que eso es lo que están creando. En cambio, enfóquense en la abundancia que está ahí.

Porque queridos amigos, todo es simplemente energía. Ya sea que tome la forma de rosas a lo largo de su camino, de un hermoso día con sol radiante o lluvia fresca, de la belleza en la naturaleza, de un techo sobre su cabeza, o de dinero en el banco; todo es lo mismo, queridos amigos, y cuando se enfocan en lo que está ahí, en la abundancia que tienen, entonces su estado natural de abundancia empezará a aparecer en todas las diferentes áreas, incluyendo en su cuenta bancaria.

Pero queridos amigos, hay otro asunto que tenemos que tratar. Este es un asunto que muchos, muchos creadores están viendo ahora mismo en sus propias vidas. Es un asunto que John ha tenido que ver en su propia vida ahora.

Miren queridos amigos, la cantidad de dinero que tienen, el estado de salud en su cuerpo, y muchas otras áreas de su vida, están todas atadas a una sola cosa. Y esa cosa es cuánto quieren estar aquí.

Si no están seguros de querer estar aquí entonces todo en su vida va a reflejar eso, porque la vida no estará segura de si apoyarlos en estar aquí o no. Porque la vida siempre apoya lo que eligen.

Así que queridos amigos, los invitamos a mirar adentro en este momento. Dense un momento y pregúntense, ¿quiero estar aquí en la Tierra ahora mismo?

Oh, su mente va a empezar a dar vueltas. Por supuesto que no se quieren morir, pero queridos amigos, esa no es una elección. Es sólo un instinto humano.

¿Están seguros? ¿Por qué quieren estar aquí?

Esa es la verdadera pregunta, queridos amigos. ¿Por qué quieren estar aquí en la Tierra ahora mismo?

Encuentren la respuesta a esa pregunta. Encuentren la verdadera respuesta.

“Yo no quiero morir” no es la respuesta a esa pregunta. “Porque alguien más me necesita” no es una respuesta a  esa pregunta.

Nadie más los necesita, queridos amigos. Ellos estarán perfectamente bien incluso si ustedes se van. Sus hijos estarán perfectamente bien si se van. Ellos no son niños, sólo se ven como niños, y algunos de ellos han estado en la Tierra más que ustedes, más vidas que ustedes. Queridos creadores, ¡ellos están creando de cabo a rabo su realidad!

Sus padres por supuesto no los necesitan, porque ellos son creadores también.

Así que, ¿por qué quieren estar aquí realmente? Si ninguna de esas personas existiera, ¿por qué querrían estar aquí?

Respondan esa pregunta, queridos amigos, luego vayan hacia donde los guíe. Vivan la respuesta a esa pregunta, y su vida se transformará. Su cuerpo se transformará. Su cuenta  bancaria se transformará.

¿Por qué quieren estar aquí?

Aclárense en eso, y luego vívanlo. Y entonces serán un creador de primer nivel, porque todo en la vida apoyará esa pasión.

Y, oh sí, encontrarán una pasión totalmente nueva en la respuesta a esa pregunta.

¿Por qué quieren estar aquí?

Depende de ustedes, queridos amigos. No tienen que estar aquí en la Tierra. Pueden irse en el momento que quieran, y no hay juicio. No existe ningún Dios que los va a castigar por irse. No están obligados a estar aquí. De hecho, no tienen ninguna obligación en absoluto. ¡Ninguna! Ninguna en absoluto.

A nivel del alma, queridos amigos, las obligaciones no existen. Ustedes son un ser soberano, y no tienen obligaciones. Estén con eso, y luego miren de nuevo esa pregunta:

¿Por qué quieren estar aquí?

Si no tienen obligaciones, ¿por qué querrían estar aquí?

Encuentren la respuesta a esa pregunta, queridos amigos, y encontrarán su creadorazgo.

——–

Queridos amigos, ha sido un honor estar con ustedes en este viaje. El querido John ha aprendido tanto a través de este curso. Yo, el alma de John, he aprendido a través de este curso, y ha sido nuestro honor presentárselo a ustedes.

Este curso contiene todo lo que necesitan saber para ser los más grandiosos de los creadores. Y si se lo permiten, si lo siguen, va a cambiar su vida.

Esta lección concluye Creadorazgo 101. Pero no es el final, queridos amigos. Es sólo el principio, pero es hora de cambiar las marchas. John está llegando a un lugar totalmente nuevo en su vida. Va a viajar, quizás mucho más de lo que él supone, y él tiene mucho más que crear. Podrían verlo aquí y allá a lo largo del camino. Y habrá mucho más que vendrá a este sitio web, a los libros que vendrán. Así que queridos amigos, estén atentos.

Esto completa Creadorazgo 101, pero es sólo el principio.

——–

Vuelvan a casa a ustedes, queridos amigos. Pongan a un lado todas sus obligaciones, y todo lo que pensaron que ustedes eran, y pregúntense: ¿Por qué quiero estar aquí?

Y luego vivan la respuesta, y observen lo que pasa en su vida.

Ha sido un honor y gozo presentarles este material, y somos completos.

Y así es.